Mugremitas

Mugremitas: ¿Quién esparce la mugre?

-->


Montaje-Villarejo-Pablo-Iglesias_1230787001_13285729_1020x574.jpg

Se escriben estas palabras dos semanas después del cese de la investigación por la presunta financiación ilegal de Podemos.

El acoso, el desprestigio y el desgaste han sido de una bajeza moral sin precedentes. La pestilente basura tirada sobre Podemos durante todos estos años podía haber convertido a esa formación en un auténtico vertedero. Ahí sigue. Sus aciertos o errores, chiringuitos o el tiempo que les quede son otro cantar.

Primero se dijo que esos perroflautas eran incapaces de organizarse más allá de una tienda de campaña infestada de dogmas y piojos. “Que monten un partido político, si son tan listos”. Lo montaron.

Al frente de las cloacas, un policía delincuente que se decía patriótico conectó la máquina de mierda. La basura que fabricaba fue alentada por la entonces ministra de Defensa y secretaria general del PP, partido en el Gobierno, y sus mentiras, aventadas sin descanso, minutos, horas, días, semanas, meses, años, por medios de comunicación: Griso, Losantos, Marhuenda, Inda, Ferreras… en España hay un duopolio mediático conservador que está formado por Mediaset y Atresmedia: básicamente dicta a las masas qué pensar.

No es casualidad que después de todo esto renaciera la ultraderecha en Vox. Convenía que saliera de su matriz, del Partido Popular, para hacer el trabajo más sucio sin que salpicara demasiado al PP.

Ha quedado claro que las cloacas son bastante más profundas de lo que creíamos.

10/07/2022 - 1:16pm
0