No te vayas a cagar

16558084020878.jpg.webp

Operación Retrete contra el Kremlin

Una misión de espionaje danesa que se hizo con los excrementos de Jruschov en 1964 estaría en el origen de las precauciones escatológicas de Putin

Cuando viaja al extranjero, parece ser que Vladimir Putin lleva consigo su propio inodoro y bolsas especiales para evitar que sus heces caigan en manos enemigas. Según la revista francesa Paris Match, los excrementos de Putin son recogidos por sus guardias de seguridad.

El presidente ruso, Vladímir Putin, trataría sus excrementos como si fueran secreto de Estado. Según el diario ‘Paris Match’, Putin tendría dos imprescindibles de viaje, un inodoro propio y unas bolsas especiales que utiliza para guardar sus excrementos.

El ‘modus operandi’ del mandatario ruso cada vez que sale de su país sería el siguiente: defeca en su propio váter, y después sus guardaespaldas recogerían las heces y las guardan en unas bolsas especiales. Después, las envían a Rusia donde acaban destruyéndolas.