Momento cebolla, si él ha podido, tú tambien

EPZGWIGDQ5CRPIQX7OH35YA2ZE.png.jpg

El padre con síndrome de Down que ha criado a un hijo dentista demostrando el poder del amor: «Es mi apoyo y mi orgullo»

Jad, de 46 años, conoció a su mujer tras comenzar a trabajar en un molino de trigo local. Los dos se enamoraron y poco después de casarse, tuvieron a Sader.

Su hijo no nació con síndrome de Down y Jad estaba decidido a darle la mejor vida posible. Ahorró dinero para que pudiera ir a la universidad. Jad tiene la condición genética por la que una persona tiene tres copias del cromosoma 21, en lugar de las dos copias habituales, lo que provoca problemas de aprendizaje y retraso en el desarrollo.

Este buen padre mete más que muchos de vosotros.