Es sábado y el ejército de Corea del Norte lo sabe