El Monokini. 1964.

El Monokini se convirtió en la primera prenda de baño de mujer que permitía el topless.Como es de imaginar, el monokini fue mayormente aceptado entre una juventud ansiosa por expresar su individualidad; por ello, pronto se dejó cautivar por la reivindicación de un cuerpo femenino más libre. De esta forma, la prenda se convertiría en un icono de la revolución sexual de la época de los 60; toda una protesta contra una sociedad represiva que comenzaba a abrirse.

Llegó a vender unas 3000 piezas, pero pocos se mostraron en público que se tenga constancia. Solo 2. Uno de ellos, la bailarina de topless Carol Doda en Estados Unidos y, el otro, en una playa de Chicago con la modelo Toni Lee Shelley, que terminó arrestada en consecuencia.