El ascenso casi acaba en descenso