Cáncer robado por ahí… viva el sentido del túmor!