BERNARDA DELGADO PRIETO (PRIETAS)

Fotografia de la calle Padilla, Medina del Campo

Bernarda Delgado Prieto, oriunda de Medina del Campo (Valladolid), se encerró en su habitación de su piso de la calle Padilla, el 20 de noviembre de 1975. Fué el día en que Franco murió.Tenía Bernarda entonces 31 años. Hoy a los 78 años aún no ha salido de allí.

Dice encontrarse la mar de a gusto. Que tiene su transistor, su orinalito y un mueble lavabo que heredó de su madre. Y dice ser eso todo lo que necesita.

Fotografia del lavabo de Bernarda

Su por entonces marido  la abandono en el año 1980, cansado el de llamar a la puerta y que no abriese Bernarda, cansado también de dormir en el sofá.

Sus dos hijos, criados desde entonces a su libre albedrío, marcharon ambos dos también de la casa en el año 1992. Persiguieron a un paisano disfrazado de Curro (mascota de la exposición universal de Sevilla) y no quisieron volver más, al ver que había más mundo más allá de la puerta de su casa.


Fotografia de Bernarda que en 1.975 decía parecerse a Rocío Jurado

Sobrevive gracias a la caridad de las clarisas del convento de Santa clara de Medina del campo, que día si y día no, le llevan, a la puerta de su habitación, sus dulces artesanos entre otra viandas.