A ver, pongámonos serios.

Me había ido viniendo un discurso muy inspirador, pero era demasiado largo así que lo resumo en los puntos clave y así no os aburro ni me pongo moñas:

· Tenemos una edad para estar con tonterías.

· Nada de aquí es real, es internet. Y esto, una página de humor para divertirnos.

· Si te molestas de verdad con un desconocido, tienes un problema.

· Dediquémonos a disfrutar y reírnos de todo.

· Esto no es Twitter. Para cabrearte, te vas a tu puta casa

Nunca me entero de vuestras trifulcas, o pienso que son de coña hasta que veo post como el de antes o algunos de estas últimas semanas. Por favor, desahogaros en el futbol o en el blog del maricón, aquí intentemos que solo buen rollo. Si no os gusta alguien, bloquead. Y no alimentemos movidas si vemos que algo se torna serio y se aleja del troleo inocente.

Que toda esta mierda no se traduzca en más curro de niñero para Pinka, o en que se harte y peligre el blog. No rompáis más cosas…

Muchas gracias.

Buenas noches y buenas vergas.

Y como yo no soy nadie ni tengo autoridad moral para nada de esto, lo inteligente es pasar de mí y no hacerme ni putísimo caso. Radica en eso, soy un random de internet sin ninguna importancia. Riámonos.