3000 viviendas

 

Ojo a los comentarios del que le acompaña, explica muy bien la lógica de vida de esa gente y de porque no quieren cambiar, como yo lo veo, la policía debería entrar en furgones cada dos semanas y liarse a palizas con la gente. En menos de un año estaba resuelto el problema, no quedaría más gente ahí y se acabaría el foco de inmundicia.